Plasmamos tu idea en tu piel

Tatuajes

Nuestros artistas del tatuaje, al igual que nuestros perforadores profesionales, cuentan con muchos años de experiencia en la industria, ofreciendo una gran variedad de diseños personalizados. Junto con ello, destacan también la experiencia en coberturas y retoques de tatuajes, dando nuevamente vida a antiguos tatuajes.

Todos ellos prestan un servicio con los más altos estándares de calidad y las mejores condiciones higiénicas, procurando no solo una experiencia única, sino que también segura para todos nuestros clientes. Esto quiere decir que todos los instrumentos utilizados; máquinas y accesorios son esterilizados y limpiados con elementos de última tecnología en seguridad e higiene. El resto de los implementos, tales como agujas, guantes, cubre clip cord, entre otros, son eliminados después de su uso.  Es por estos detalles importantes que nuestro estudio está oficialmente aprobado para entregar un servicio de calidad.

Cuidado de Tatuajes

 

Esta guía de sugerencias está basada en nuestra experiencia como profesionales del tatuaje y ayuda a disminuir los riesgos que implica esta práctica.

Realmente nos importa el resultado de nuestro trabajo, sin embargo, el cuidado depende de ti.

Te recomendamos asistir a controles y ante cualquier duda comunicarte con tu tatuador, o bien, acercarte al estudio.

Para cuidar de la mejor manera tu nuevo tatuaje es importante que sigas los siguientes pasos:

Después que el tatuador finalice la pieza, lavará tu tatuaje y lo secará para luego cubrirlo con un film plástico.

Este parche deberás mantenerlo por dos horas antes de cambiarlo tú mismo.

Para realizar este procedimiento debes:

  1. Lavar muy bien tus manos.
  2. Lavar suavemente la zona con agua tibia o jabón neutro, retirando el exceso de plasma.
  3. Enjuagar bien con agua fría.
  4. Secar muy bien el área con una toalla de papel desechable, preocupándose de no dejar residuos de papel y de no dañar el tatuaje.
  5. Volver a parchar con film plástico, si éste no es nuevo, asegúrate de retirar las primeras capas para no contaminar el tatuaje.

Este proceso debes repetirlo 3 veces al día durante los dos primeros días posteriores a la realización de la pieza.

Al tercer día notarás que tu tatuaje ya no elimina plasma y empieza a secarse, entonces debes comenzar a aplicar la crema que te recomendará el tatuador.

Es muy importante usar la crema de forma correcta para la adecuada cicatrización del tatuaje.
Esta se debe aplicar en poca cantidad, es decir, solo una fina capa de crema sobre la zona
tatuada tres veces al día durante las dos primeras semanas aproximadamente.


NOTA:

Todos estos pasos son importantes y deberás seguirlos al pie de la letra para que sanes adecuadamente.
Te reiteramos la importancia de lavar bien el exceso de plasma posterior al tatuaje. Esta secreción natural del cuerpo es la responsable de generar costras duras, y eso es justamente el paso que quieres evitar, ya que estas pueden remover el pigmento dejando un mal resultado en tu tatuaje, aunque la aplicación del tatuador haya sido la adecuada.

Por último, enfatizamos la correcta aplicación de la crema, ya que si la utilizas en exceso puedes llegar a causar infección en tu tatuaje, generar una reacción alérgica, irritación, etc.

Por favor, sé muy consciente y cualquier duda que tengas contáctate inmediatamente con tu tatuador o con el estudio.

Si sigues correctamente los cuidados, tu cuerpo hará lo demás.


QUÉ NO HACER –
IMPORTANTE

 

Dentro de los cuidados básicos queremos hacer hincapié en los siguientes detalles importantes para que el resultado de pieza sea la mejor.

  • NO SACAR LAS COSTRAS
  • NO RASCAR. En caso de picazón te ayudarán suaves palmadas alrededor de la pieza.
  • NO EXPONER AL SOL
  • NO EXPONER AL MAR
  • NO HACER DEPORTE
  • NO PISCINA
  • NO SAUNA
  • NO JACUZZI
  • NO SOLARIUM

Esto por al menos 3 semanas.

Es importante que de ahí en adelante siempre procures cuidar tu tatuaje del sol con un buen bloqueador solar factor sobre 45.